Autor: nicolas

Artículos

John Carpenter

John Carpenter es uno de los grandes, de eso no hay duda. Carpenter era ese muchacho que componía música, motivado por su padre, y que a …

Relatos

Marafonas

Misia Yayá crió a multitud de niños y a dos niñas: Clotá, su hija, y a Lucía, la hija de sus amos. Ambas nacieron con cinco días de diferencia. Clotá, negra como la tierra húmeda, fragante como la selva y brillante como las estrellas. Lucía, blanca de espuma y leche.

Relatos

El portal

El moho se extendía desde el cielo, donde terminaba la ventana, hasta medio metro dentro de la habitación. Nadie enloqueció por eso, ni por los brotes que parecían avanzar más rápido sobre el piso de madera oscuro.

Relatos

Griselda

Entró en su habitación antes del amanecer. Se detuvo en silencio a los pies de la cama para acompañar su despertar, ansiando que durante el tránsito entre el sueño y la realidad él mencionara su nombre. Pero, nuevamente, su espera fue estéril.

Relatos

Dona tu muerte

Estimado Venancio: El cáncer es mortal. Puede curarse en algunos casos, pero rara vez desaparece por completo. Usted esto ya lo sabía, durante su época fumadora y cuando lo dejó. Estamos orgullosos de sus logros y por ello le enviamos esta carta.

Relatos

Pequeña historia ilustrada de un planeta rojo y su vecino

Viracocha jugaba con una ramita y aplastaba hormigas y planetas con la punta. Era cuestión de tiempo para que se convirtiera en el dios de los báculos.

Relatos

Vida útil

El anciano caminó hacia la ventana de la habitación, con delicadeza hizo a un lado las cortinas y contempló la belleza exuberante que le ofrecía el jardín en las primeras horas de la mañana. Posó la vista en cada planta como si revisara el progreso de sus brotes y la detuvo en el rosal que inauguraba la entrada de la casa.

Relatos

El descenso

“Capacidad máxima 3 personas”, decía la placa enchapada. Paró en el doce y otro vecino subió sin saludar ni mirar a nadie. Todos los botones habían sido pulsados, desde el veintiuno hasta el cero.

Relatos

Gato de pelo negro

Nunca supo, Paulina, si habían sido aquellos yuyos preparados por la vieja nodriza india, y que había bebido a sorbos cortos, porque la garganta se le apretaba, dura, y le costaba tragar. Nunca supo si fueron aquellos yuyos, a sorbos empujados por lágrimas secas, los que le provocaron el aborto.

Relatos

Repetición Artificial

Bajo el sol de un verano perdido, en un pueblo de La Pampa, hay una casa que, sobre una calle impermeable al tiempo, rompe la continuidad de las fachadas. Bajo el ala ancha de la galería, el hilo de un pasado continuo cose a Manuel, indefenso sobre una silla, con el presente.