Ayantek, de Miriam Jiménez Iriarte

Reseñas

  • Titulo: Ayantek
  • Autora: Miriam Jiménez Iriarte
  • Editorial: Insólita Editorial
  • Año: 2019
  • Género: Ciencia ficción
  • Precio: 18,05 € (papel)/ 6,00 € (ebook) (precios de Amazon)

«Antes creía en la lealtad y en todas esas patrañas. Como vosotros ahora. Pero la vida es una furcia descarada y egoísta».

(Extraído de Ayantek)

Ayantek es la primera novela de la pamplonesa Miriam Jiménez Iriarte, aunque no es en absoluto una desconocida en el género. En el año 2017 se hizo con el primer premio Ripley de ciencia ficción y terror con «Granja-357». Es autora también de otros relatos como «Un paso adelante», publicado en Siete máscaras, antología del Proyecto Artemisa de 2018 o «La mano de Dios», publicado en Antes de Akasa-Puspa en 2015. Iriarte pertenece también a la Sociedad Tolkien Española y forma parte del proyecto Artemisa, un colectivo literario formado por escritoras valencianas.

Sinopsis de Ayantek

A pesar de descender de muchas generaciones de Bendecidos, Kora no logra despertar el Don. Es la hija del director de la escuela de sanación de Avacornis y, cuando su padre muera, se verá obligada a vivir en el barrio de los Durmientes, el estrato más bajo de la sociedad.

Maese Fiacco lleva una doble vida. Por un lado, es profesor en la escuela de sanación. Por otro, realiza experimentos clandestinos con los niños que Puño y su reducida guardia de mercenarios le proporcionan.

De Asterkia dicen que es amiga de los marginados. Que es consumidora de Fuego y fornicadora. Dicen mucho y saben poco. Ella solo sabe que la ciudad prometida de Ayantek no es para ella. Sabe que, cuando muera, despertará en Ud-Haddkram con los demonios. Que así es como funcionan las cosas. 

Sin dinero, aquí solo se es comida para zamuris

Análisis

Lo primero que llama la atención de Ayantek es el ritmo trepidante que tiene la novela. Es una obra coral, narrada en tercera persona a través del punto de vista de varios de sus protagonistas; y en presente, lo que le aporta inmediatez. Iriarte consigue imprimir un ritmo ágil a la novela gracias a la alternancia de frases largas y cortas. Así logra que la novela se lea de manera fluida, en algunos puntos casi como si fuera poesía. El lenguaje usado es conciso, crudo y directo, sin florituras innecesarias, con un uso adecuado de adverbios y adjetivos, pero con un predominio de verbos, lo que le aporta una lectura rápida y ágil. Sobre todo cerca del final, en el último capítulo, en las escenas de batalla que están dominadas por la acción, por verbos y por frases cortas.

El uso de las descripciones es también muy acertado, pues aparecen intercaladas con la abundante acción y nunca llegan a interrumpir el ritmo de la narración. Por ejemplo, la descripción del mundo en el que se desarrolla la novela se nos va presentado de manera fluida, junto con las acciones de los personajes, y poco a poco nos vamos sumergiendo en ese mundo oscuro y siniestro donde viven los protagonistas. La autora no se distrae con explicaciones sobre el mundo de Ayantek, o sobre su pasado, sino que introduce toda esa información a través de los personajes, a través de sus diálogos o sus interacciones con su entorno. También a través de recuerdos, en algunos casos.

Ayantek tiene diversas tramas, pero todas ellas acaban uniéndose en una sola, porque todos los protagonistas están relacionados, de algún modo, con un hecho ocurrido en el pasado y que conduce a los hechos narrados en la novela. La historia que se narra en Ayantek es siniestra y oscura, a veces algo macabra. Todos sus protagonistas tienen vidas duras, difíciles, un pasado cargado de desgracias y traumas. Pero evolucionan a lo largo de la novela hasta llegar al final, un final lógico con todo el desarrollo de las diversas tramas.

Subyace en Ayantek el clásico tema de la lucha entre clases sociales. El mundo que nos presenta Iriarte es un mundo oscuro, siniestro y retorcido, pero en el fondo tiene los mismos problemas y las mismas diferencias de siempre: ricos y privilegiados por un lado (los Bendecidos) y pobres y sin privilegios por otro (los Durmientes). Iriarte nos presenta la lucha entre ambos bandos en un mundo, como decimos, siniestro y oscuro, pero también hermoso a su manera.

Conclusión

Ayantek es, en definitiva, una obra más que recomendable no solo para los amantes de la ciencia ficción, sino para los que gustan de la buena literatura en general. La manera en la que está escrita hace que su lectura sea fácil, aunque hemos de advertir que en ocasiones puede resultar algo macabra y cruda. Ayantek no es una novela apta para estómagos sensibles, así que tal vez no sea adecuada para aquellos fácilmente impresionables. Para los demás, es una novela muy recomendable, con una historia apasionante y narrada de manera inmejorable.

TwitterFacebookEmailWhatsAppPrintShare

Montse Martín

Barcelona, España

https://librosyfantasia.wordpress.com

Categorías en que participa: Reseñas.

Ver página de autor

Graduada en Geografía e Historia, escritora y lectora empedernida. Publica reseñas de novelas de fantasía y ciencia ficción en su blog personal.