El Hambre y la Bestia, de Elaine Vilar Madruga

Reseñas

Un nuevo giro a lo fantástico

Reseña de El hambre y la Bestia

Elaine Vilar Madruga ya sorprendió gratamente con su relato “Mariposas del Oeste”, que fue recogido en una antología de Sportula Ediciones con el mismo título. Relato que impactó por su mezcla de fantasía, horror y una creación prodigiosa de mundos alternativos.

A partir de ese precedente concreto, y conociendo la trayectoria anterior y posterior de esta joven escritora cubana, nada ha de sorprender el contenido prodigioso de El Hambre y la Bestia, un libro de relatos fantásticos que siguen la línea de Mariposas del Oeste.

Diez relatos componen esta obra de Elaine Vilar Madruga, todos ellos de género fantástico y muchos engarzados entre sí, algo de lo que el lector se percatará al leerlos. Forman, pues, un continuo, una serie de historias que se complementan con maestría sin perder por ello su identidad de relato auto conclusivo.

En “Belleza”, Elaine Vilar narra la historia de una sociedad donde ser elegida reina supone más una condena que un premio. “Los arcos del Norte” es la historia de la lucha de un pueblo contra unos invasores de extrañas armas, el encuentro entre la carne y el metal que, como ha de suponerse, acaba como la terrible lógica manda. “Fuimos a cazar a la bestia” es una parábola sobre el cazador y la presa, que a fin de cuentas no son tan diferentes y, como bien decía Nietzsche, mirar a los ojos de la bestia nos puede convertir en ella. “La maldición de la espina” es una maravillosa e inolvidable historia de una guerra entre los hombres y las sirenas, con connotaciones de violencia machista, utilización del vencido y venganza insatisfecha. Un relato digno de aspirar al premio Ignotus 2018 al mejor relato de este año, sin lugar a dudas.

“La última” es un relato cargado de nostalgia y tristeza sobre la persecución injusta al que es diferente, sea de otra raza o profese la brujería. “Todos los dragones deben morir” puede engarzarse en el típico relato de luchas entre hombres y monstruos amenazadores, pero contado desde un punto de vista distinto. “La hija puñal” es otro bellísimo relato de resonancias becquerianas, una leyenda digna de ser releída hasta la saciedad.

“Los ojos de la oscuridad” es el relato más largo de esta antología, y puede
relacionarse directamente con el titulado “Los arcos del Norte”, con la misma temática; lucha contra un enemigo desconocido que arrasa todo, pero con dos personajes que se cartean e intentan revivir sus correspondientes ciudades para relanzarlas en una lucha victoriosa contra ese enemigo violento que lo arrasa todo. Su final es digno de enmarcar como ejemplo de terminación perfecta de un relato.

Por último, “El Hambre y la Bestia” es una historia que se acerca más al terror que al género fantástico, y que bebe, por supuesto, del famoso y edulcorado cuento de “La Bella y la Bestia”, pero, por supuesto, narrado e interpretado desde el peculiar e incomparable estilo de Elaina Vilar Madruga.

En definitiva, una antología magnífica, donde ningún relato es inferior al
conjunto, aunque destaca, repetimos, “La maldición de la espina”. Historias extrañas, imbuidas de los fantástico, del terror, de la tragedia, del amor y de la muerte. Antología que viene acompañada por los dibujos de Diego A. Bartolomé, y de la música de Daniel García Bardo, descargable en un link que se indica en la cubierta posterior del libro.

El Hambre y la Bestia, de Elaine Vilar Madruga, ha sido publicada por la editorial Tres Inviernos en el año 2018.

TwitterFacebookEmailWhatsAppPrintShare

Francisco José Segovia Ramos

Granada, España

http://franciscojsegoviaramos.blogspot.com.es/

Categorías en que participa: Reseñas, Entrevistas.

Ver página de autor

Autor polifacético con varios libros publicados, entre antologías, novelas y poemarios. Colaborador en varias revistas y periódicos digitales.