#Suprarelato

El árbol se despertó gritando.

En un instante,

cada rama abrió sus gajos

y mil brotes nacieron

llorando.

Todos despertaron de su pesadilla.

Se soñaron enterrados

en lo profundo de una semilla.

brigitte @nn_Cachirula

TwitterFacebookEmailWhatsAppPrintShare