#Suprarelato

Todos despertaron de su pesadilla a la vez. Lo primero que hicieron fue mirarse en el espejo y comprobar que en sus rostros se alineaban ojos, nariz, boca y orejas. Lo segundo comprobar que la cicatriz de su pecho había desaparecido y el corazón les seguía latiendo.

Coche Mandarino @cochemandarino

TwitterFacebookEmailWhatsAppPrintShare