#Suprarelato

Aquel día la autopista era gratis. Por eso, entraron en el túnel incluso esos tacaños que prefieren el puerto. Cientos de vehículos se agolpaban esperando entrar. Y ni siquiera se daban cuenta, al salir, de la inusual transparencia que sus coches adquirían.

Microblog Castellano @MicroblogC

TwitterFacebookEmailWhatsAppPrintShare