« ―¡Ya tenemos los mismos derechos que los humanos! –le explicó un robot a otro mientras salían de comprar en una tienda.
―¡Una limosna, por caridad! –rogaba una mujer sentada en el suelo a la puerta.
―¿Has visto?
―Sí, un horror; tendremos que acabar con ellos. »
Luis J. Goróstegui (@ObservaParaiso)
Mención
1º Certamen Supraversum de Microrrelatos
Autor de ilustración: Nicolás Oleinizak